Craneosacral: más allá del masaje

Por Alberto Panizo el 27 octubre, 2013 en Blog
0

Terapia Craneosacral: más allá del masaje

A medida que hemos localizado el problema y los tejidos del paciente se van liberando a nuestro tacto, podemos llegar al núcleo y, de una manera no agresiva, ir desbloqueando a partir de diferentes clases de manipulaciones. Éstas, realizadas al paciente en una camilla, van desde el trabajo en puntos fisiológicos y energéticos importantes del cuerpo (complejo sacro coccígeo, plexo-solar, cavidad torácica, cuello) hasta sutiles manipulaciones con los huesos de la cabeza que desbloquean y restablecen el movimiento.

También se usan estiramientos y presiones sostenidas, posicionamientos y técnicas de desenrosca-miento que ayudan al cuerpo a liberar y algunas técnicas directas de descompresión. En realidad, el terapeuta no impone nada sobre el cuerpo de la persona, sino ayuda al poder auto corrector del organismo.

Por eso en Estados Unidos el terapeuta craneosacral se llama facilitador. Y también es la causa de que esta terapia tan suave como efectiva, es segura y conveniente para personas de todas las edades. Desde adultos hasta niños y bebés, así como después de una operación o en condiciones de fragilidad, complementando el tratamiento médico o psicológico. Como terapia integral del organismo, el tratamiento puede ayudar en diferentes situaciones. Si no hay una patología concreta, la terapia nos ayuda a eliminar tensiones y bloqueos y a vivir la vida más plenamente, aumentando la vitalidad corporal.

(Texto sacado del artículo publicado por Alberto Panizo en Cuerpo Mente)

Facebook Twitter G+ Compartir

Sobre el autor

Alberto PanizoVer todas las entradas de Alberto Panizo