Opiniones de participantes

  • La terapia Cráneo- Sacral representa una nueva dimensión y un nuevo camino en mi profesión. Esta terapia me ha sorprendido agradablemente por su tacto suave y por su respeto hacia el cuerpo y los tejidos, los cuales nunca son agredidos ni forzados. Además, los resultados que he obtenido con la terapia Cráneo- Sacral en diferentes patologías me han demostrado su eficacia y su gran potencial terapéutico.
    ~ Fernando, médico (Donosti)
  • El curso me ha ayudado a crecer a diferentes niveles. No solo es una buena técnica de trabajo corporal, sino llega muy profundo a la persona.
    ~ Ana, acupuntora y shiatsu (Asturias)
  • La terapia cráneosacral, ha aportado en mi vida paz, serenidad, amor y comprensión. He dejado de preocuparme por las tonterías que antes me preocupaban. Mi escalera de valores ha cambiado muchísimo. A raíz de recibir terapia, he comprendido y aceptado muchos traumas, cosa que ha provocado en mi una calma y una serenidad indescriptibles. También a través de las sesiones he mejorado la relación con mi madre. ahora la perdono, la comprendo, la acepto y la amo. entre ella y yo hay un gran abismo, pero con las sesiones de cráneo-sacral nos vamos uniendo poquito a poco. He dejado de pelear y de discutir por tonterías. Lucho por lo que realmente merece la pena. No quedo con la gente con la que no quiero quedar, no hago nada por compromiso, o por quedar bien con alguien. He empezado a pensar más en mi.
    ~ Jessica Melich - Administrativa y terapeuta (Amposta)
  • La terapia Cráneosacral supone la posibilidad de descubrir, día a día, un método suave, apasionante y lleno de posibilidades. Un método con una profundidad de acción que permite al terapeuta actuar allí donde otras terapias no llegan.
    ~ Francisco, osteópata y terapeuta manual
  • Ha despertado mas sensibilidad en mis manos para retomarlo de nuevo y confianza. El curso ha sido muy enriquecedor por los momentos compartidos y la amistad que surgio de todos.
    ~ Antonia Oliver, osteópata cráneo-sacral (Barcelona)
  • Ha decir verdad, me ha cambiado la vida en diferentes aspectos. He encontrado una terapia que me entusiasma, tanto para el paciente como para el profesional. Es otra forma de entender no solo el cuerpo sino también el espíritu y el ambiente que nos rodea. Ha sido una muy buena decisión el animarme a compartir esos días con vosotros, el estar al lado de dos profesionales ante los cuales "me quito el sombrero".
    ~ Nora Antoñana, podóloga especialista en biomecánica (Errenteria, Guipúzcoa)
Facebook Twitter G+ Compartir