Meinungen

Alle Berichte werden auf spanisch geschrieben.!
  • Gracias Alberto y Greta por apoyarme en las practicas y no juzgarme por mi inseguridad. Al final del curso me sentía mucho más segura al realizar las técnicas. No sabia la profundidad del acrocraneal.
    ~ Julieta, entrenadora de Pilates (Ciudad de Méjico- Méjico)
  • Me ha encantado que una parte de nuestro cuerpo, tan importante como es el cráneo, columna vertebral y sacro, tan delicada y que nos da tantos problemas, se pueda trabajar en ellas sin agresividad y sin brusquedades. Poder sentir el movimiento, el ritmo y las sensaciones de la otra persona me ha impresionado y a la vez ha crecido mi curiosidad por saber más.
    ~ Antonia, ama de casa (Málaga)
  • Ha despertado mas sensibilidad en mis manos para retomarlo de nuevo y confianza. El curso ha sido muy enriquecedor por los momentos compartidos y la amistad que surgio de todos.
    ~ Antonia Oliver, osteópata cráneo-sacral (Barcelona)
  • He disfrutado cada minuto de esta semana y lo que he aprendido es justo lo que necesitaba para complementar lo poco que ya sé de esta terapia. Si hay algo que tuviese que recalcar, despues de recibir todas estas sesiones, es que "tarde o temprano todo sale". Gracias ha sido muy bonito.
    ~ Yolanda Siles. Empresaria (Alicante)
  • El Cráneosacral ha sido una experiencia muy reconfortante, me ayudó a sentir mi cuerpo desbloquearse físicamente y alcanzar un bienestar. En alguna ocasión tuve la certeza de que tras un bloqueo físico me encontraba con un bloqueo emocional, siempre ha sido una experiencia de autoconocimiento, además de recuperar el estar en el cuerpo más conscientemente.
    ~ Silvia Rotllant - diseñadora gráfica e ilustradora (Barcelona)
  • La terapia cráneosacral, ha aportado en mi vida paz, serenidad, amor y comprensión. He dejado de preocuparme por las tonterías que antes me preocupaban. Mi escalera de valores ha cambiado muchísimo. A raíz de recibir terapia, he comprendido y aceptado muchos traumas, cosa que ha provocado en mi una calma y una serenidad indescriptibles. También a través de las sesiones he mejorado la relación con mi madre. ahora la perdono, la comprendo, la acepto y la amo. entre ella y yo hay un gran abismo, pero con las sesiones de cráneo-sacral nos vamos uniendo poquito a poco. He dejado de pelear y de discutir por tonterías. Lucho por lo que realmente merece la pena. No quedo con la gente con la que no quiero quedar, no hago nada por compromiso, o por quedar bien con alguien. He empezado a pensar más en mi.
    ~ Jessica Melich - Administrativa y terapeuta (Amposta)
Facebook Twitter G+ Compartir