Meinungen

Alle Berichte werden auf spanisch geschrieben.!
  • Considero que se ha abierto una nueva puerta para mi, ha sido y esta siendo una experiencia muy positiva, una manera de abrirme, de escucharme...Recuerdo el primer nivel, salí fascinada, era como si me estuviera despertando, descubriéndome, me sentía bien conmigo, comenzaba a dejarme llevar, algo muy complicado para mi. Ahora en el segundo nivel noto que soy mucho más receptiva y me dejo llevar... Al notar manos diferentes, noto sensaciones diferentes y me esta ayudando a ser una mejor profesional, pero también me ayuda personalmente.
    ~ Elena Gomez. Masajista (Casteldefels)
  • "He aprendido y disfrutado el curso".
    ~ Jaime, diseñador y practicante de Yoga (Barcelona)
  • El Cráneosacral ha sido una experiencia muy reconfortante, me ayudó a sentir mi cuerpo desbloquearse físicamente y alcanzar un bienestar. En alguna ocasión tuve la certeza de que tras un bloqueo físico me encontraba con un bloqueo emocional, siempre ha sido una experiencia de autoconocimiento, además de recuperar el estar en el cuerpo más conscientemente.
    ~ Silvia Rotllant - diseñadora gráfica e ilustradora (Barcelona)
  • La terapia Cráneo- Sacral representa una nueva dimensión y un nuevo camino en mi profesión. Esta terapia me ha sorprendido agradablemente por su tacto suave y por su respeto hacia el cuerpo y los tejidos, los cuales nunca son agredidos ni forzados. Además, los resultados que he obtenido con la terapia Cráneo- Sacral en diferentes patologías me han demostrado su eficacia y su gran potencial terapéutico.
    ~ Fernando, médico (Donosti)
  • He aprendido herramientas para apoyar mi trabajo. Al final del curso me sentía mucho mejor a nivel físico y emocional. El cráneo- sacral trata a las personas globalmente, desbloqueando la fascia del cuerpo y equilibrando lo que Sutherland llamo el mecanismo respiratorio primario... Interesante el trabajo del ATM.
    ~ Antonio, dentista (Madrid)
  • Gracias Alberto y Greta por apoyarme en las practicas y no juzgarme por mi inseguridad. Al final del curso me sentía mucho más segura al realizar las técnicas. No sabia la profundidad del acrocraneal.
    ~ Julieta, entrenadora de Pilates (Ciudad de Méjico- Méjico)
Facebook Twitter G+ Compartir