Ejercicio físico para poner en forma el cerebro

Por Alberto Panizo el 3 junio, 2013 en Blog
0

Ya sabes de sobra que el ejercicio es bueno para tu cuerpo. Pero lo que quizás no tenías tan presente es que tus capacidades intelectuales también pueden salir beneficiadas. Un estudio publicado a finales de marzo por Scott Small y Ana Pereira, de la Universidad de Columbia, en la revista “Proceedings of the Nacional Academy of Science” acaba de confirmar que el ejercicio estimula el nacimiento de nuevas neuronas en el hipocampo, una zona del cerebro relacionada con la memoria y el aprendizaje. Cuando corres llega más oxígeno al cerebro, se forman nuevos vasos sanguíneos, y aumentan los niveles de serotonina, de factores de crecimiento neuronales y de una proteína llamada BDNF que dirige el desarrollo neuronal en el hipocampo. Según los autores del estudio, estas nuevas neuronas pueden migrar a otras áreas del cerebro, y hay evidencias de que tienen un papel clave en los procesos de memoria y aprendizaje…

Otra investigación reciente que ha analizado los efectos neurofisiológicos del ejercicio la publicó Arthur Kramer, de la Universidad de Illinois. Arthur Kramer se fijó en los lóbulos frontales del cerebro, la zona con la que los humanos realizamos nuestros procesos cognitivos más complejos. Seleccionó 59 personas de entre 60 y 79 años, las dividió en dos grupos, y les propuso seguir dos programas de entrenamiento diferentes tres días a la semana durante seis meses. El entrenamiento del primer grupo implicaba una actividad cardiovascular moderada, con suaves carreras y otros ejercicios aeróbicos, mientras que el segundo grupo sólo realizó ejercicios de tonificaci ón y estiramientos. Tras los seis meses, se tomaron imágenes de resonancia magnética del cerebro de todos los participantes y se compararon con las tomadas antes de empezar el entrenamiento. Las imágenes revelaron que ciertas áreas del córtex prefrontal y temporal aumentaban claramente de tamaño sólo en el grupo que realizó la actividad física moderada. Los participantes en el estudio que siguieron el programa de tonificación y estiramientos experimentaron una mejora de su salud, pero no se apreciaron dichos efectos en el cerebro. Estas áreas del córtex cerebral que aumentaron de tamaño gracias al ejercicio suelen decrecer con la edad y se sabe que están implicadas en la pérdida de capacidad cognitiva, por lo que el estudio del doctor Kramer concluyó que el ejercicio aeróbico regular, sin duda, era beneficioso para el cerebro, y que podía retrasar su envejecimiento.

Facebook Twitter G+ Compartir

Sobre el autor

Alberto PanizoVer todas las entradas de Alberto Panizo